Un paseo por el Conde-Duque

El Conde-Duque, Imagenademás de ser el título por el que se conoce a Gaspar de Guzmán conocido valido del rey Felipe IV e inmortalizado en varias ocasiones por Velázquez, es también uno de los espacios culturales más importantes de Madrid.

Debe su nombre a ese título, sin embargo, la creencia de que corresponde al mencionado personaje, el Conde-Duque de Olivares se ha puesto en duda. La teoría se extendió a través de historiadores en el siglo XIX y principios del XX, pero estudios posteriores lo relacionan con el Conde de Aranda y Duque de Peñaranda o, recientemente, con el Conde de Lemos y Duque de Berwick. Pero estos líos no vienen al caso, si bien dejan claro la alegre repartición de títulos característica en nuestra historia y especialmente con los Borbones.

El Imagenedificio fue mandado construir por Felipe V como cuartel de Guardia de Corps, el cuerpo militar que se encargaba de la defensa directa del rey (introducido con la llegada de la dinastía borbónica). El encargado de llevar a cabo la obra es el arquitecto madrileño Pedro de Ribera. Inicia las obras en 1717 y proyecta una sobria construcción donde destaca, por su contraste, la ornamentadísima portada.

El complejo siempre ha tenido importancia en la ciudad por alojar el Archivo de la Villa (donde se conservan gran cantidad de documentos y manuscritos originales relacionados con la historia de Madrid desde la Edad Media), una biblioteca pública municipal y una biblioteca histórica, ambas con destacados fondos especializados en temas madrileños. La antigua biblioteca musical y filmoteca mantienen importantes fondos que han sido modernizados y absorbidos por la biblioteca pública y por la creación de una biblioteca digital.

A ello hay que sumar el Museo de Arte Contemporáneo (que permanece cerrado por obras), hemeroteca municipal, salón de actos, un teatro, un auditorio que organiza conciertos desde música clásica a contemporánea y, por supuesto, sus salas de exposiciones.

Imagen

Fachada interior antes de la restauración

Imagen

Fachada interior actualmente

Imagen

Caída de Babilonia, John Martin

Las exposiciones son la seña de identidad del Conde-Duque, son gratuitas y de temáticas muy variadas. He visto desde una exposición de piezas arqueológicas egipcias, pasando por los magníficos grabados de John Martin (pintor romántico inglés de la primera mitad del siglo XIX), hasta la actual de fotografía contemporánea de Alberto García-Alix. Son un fiel reflejo de un espacio ecléctico, un edificio sobrio y funcional acorde con su vocación militar pero con una portada barroquísima, joya de la arquitectura madrileña. Un cuartel desfasado revivido por los espacios adaptados llenos de libros, documentos, ordenadores que son usados por lectores, investigadores, amantes de la música y del cine. Unas salas de ladrillo abovedadas y frías pero que se vuelven cálidas con los focos que alumbran su nueva decoración de cuadros, esculturas y fotografías.

Imagen

Es sin duda el edificio que ofrece más variedad cultural por metro cuadrado, para todos los gustos, a tiro de piedra de Plaza de España y del barrio de Malasaña. Siempre es buena excusa dar un paseo por el Conde-Duque.

Imagen

Enlace para ver la programación del Centro Cultural Conde Duque:
http://www.esmadrid.com/condeduque/portal.do

Advertisements

About Jorge Fernández-Alva

Historiador de Arte.
This entry was posted in Arquitectura, Arte, Madrid and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s