Ingres, el genio marginado

La historiografía ha relegado a Ingres a un papel secundario, al menos esa es mi impresión, ante figuras como David o Delacroix (máximos exponentes del clasicismo y romanticismo, respectivamente).

Autorretrato de David

Autorretrato de David

Sin embargo, Ingres es un verdadero prodigio que fue discípulo de David y, en plena madurez, mitigó la proyección del joven Delacroix. Nació en 1780, viviendo la Revolución francesa en su niñez, la ascensión napoleónica y el Imperio en su juventud, la caída de Bonaparte después, la restauración de los Borbones, la revolución de 1848 y el Segundo Imperio (muere en 1867). Esta sucesión de acontecimientos que le tocó vivir fueron también el reflejo de su arte, que se crió en el ultraclasicismo davidiano, pasó activamente por el Romanticismo y confluyó en plena madurez por los movimientos que se iban imponiendo: Realismo, Naturalismo e Impresionismo.

Napoleón          Napoleón entronizado         Carlos X

Autorretrato de Delacroix

Autorretrato de Delacroix

Los artistas le admiraron desde siempre, como Degas. Y las vanguardias del XX tendrían en él un referente absoluto. Pero el daño a su figura también fue coetáneo, pues los seguidores de Delacroix cargan sus tintas con duras críticas hacia Ingres. A su vez, la posterior tendencia que prejuiciaba todo rastro de neoclasicismo atacaba la obra de David y sus discípulos (sin tener en cuenta que esta pintura no es neoclásica, sino clasicista). Ya en el siglo XX tampoco su vanguardismo fue del todo comprendido dentro del marco aún “convencional” que dominaba en su tiempo.

Autorretrato de Ingres

Autorretrato de Ingres

Mi exaltación ingresca no va en detrimento de los artistas mencionados y otros omitidos, integrantes todos del Olimpo de la pintura. Trato de homenajear modestamente y aportar mi granito de arena a la difusión de la obra de un artista genial y determinante, que podría estudiarse por sí mismo, con independencia de movimientos artísticos, como puede ocurrir con Goya. Son esas figuras que se elevan sobre el resto, aunque ese resto lo compongan otras figuras excepcionales. Como el Hércules que se distingue entre la pléyade de grandes héroes y alcanza el status de semidiós.

Por ello, por que lo merece, concluiré aquí esta introducción al artista y trataré de condensar las líneas esenciales para vislumbrar su obra, desde su evolución estilística hasta su influencia en el arte contemporáneo, pasando por su retratos, innovaciones y algunos lienzos sencillamente espectaculares.

Firma de Ingres

 

Advertisements

About Jorge Fernández-Alva

Historiador de Arte.
This entry was posted in Arte, Pintura and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

7 Responses to Ingres, el genio marginado

  1. (Esperando ansiosamente por lo que va después de esta prometedora y reveladora introducción)
    🙂

  2. Tengo entendido (y pido disculpas si me equivoco, porque escribo sin tiempo para consultar bibliografía… ojalá pudiera pararme un poco a hacerlo) que la “marginación” de Ingres empieza por su propio maestro David, quien, con su voto en contra, impidió que Ingres ganara el Premio Roma la primera vez que se presentó a concurso, en 1800, creo…
    Yo también espero con interés los próximos capítulos sobre Ingres.
    Un cordial saludo.

  3. alpuymuz says:

    Te esperamos ilusionados, como siempre. Saludos, JF.

  4. Hola Jorge,
    me sumo a mis compañeros a la espera de aprender más sobre este genio, seguro que aprenderé cosas interesantes…
    Un saludo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s