Averroes

Hacia algunos años que no visitaba Córdoba y, tras perderme de nuevo en sus bellas calles y rincones, no quería despedirme sin acudir a las murallas y contemplar unos instantes la estatua de Averroes. Además, da la casualidad que se cumple la singular cifra de 888 años de su nacimiento.

Averroes Córdoba

Este gran filósofo andalusí ha sido denostado durante muchos años por la historiografía y el sistema educativo, convertido en un mero referente de la aportación de los árabes en Al-Andalus.

Averroes era hijo del cadí de Córdoba, lo cual le permitió acceso a la cultura pero, no obstante, atesoró un vastísimo espectro de conocimientos: derecho, matemáticas, astronomía, medicina y filosofía.

En el campo filosófico dejó las mayores aportaciones. En estos tiempos, Al-Ándalus estaba dominado por el imperio almorávide, aunque vivía una etapa más relajada que los primeros y belicosos años de la invasión. El sustrato cultural de la Córdoba emiral y califal aún era próspero pero había que lidiar con el poso de fundamentalismo almorávide. Un ejemplo que habla a favor de Averroes fueron sus comentarios realizados acerca de la filosofía aristotélica, enfrentándose a quienes consideraban estas corrientes de pensamiento incompatibles, incluso heréticas, con el Islam.

La Escuela de Atenas

 

Averroes en la Escuela de Atenas de Rafael

Averroes en la Escuela de Atenas de Rafael

A pesar de su cultura y su posición, Averroes sería víctima del fanatismo cuando se produjo la nueva invasión norteafricana: los almohades. Su integrismo islámico eclipsó de nuevo Al-Ándalus y Averroes tuvo que ver como sus obras eran prohibidas y él encarcelado. Aunque antes de morir fue rehabilitado y llamado a la corte en Marrakech, nadie le devolvería aquellos años. Además, su pensamiento fue olvidado, no conservándose sus escritos en árabe. Lo que nos ha llegado sobrevivió gracias a las traducciones al hebreo que hizo Jacob Anatoli en el siglo XIII y las posteriores latinas.

Pintura Averroes

Cuando se aborda la figura de Santo Tomás como recuperación del pensamiento clásico de Aristóteles y su posterior influencia en occidente hasta el Renacimiento, se omite el papel que ejerce Averroes como puente entre ambos. Y no es restar méritos al pensador cristiano, al contrario, también se vio enfrentado a los fanáticos que le tacharían de hereje por leer textos infieles y paganos. Pero no todos fueron así, y otros muchos monjes copiaron textos de la antigüedad clásica que de otro modo se habrían perdido para siempre. Lo trágico es que los fanatismos hayan tratado de borrar durante siglos la cultura, el arte y el pensamiento de hombres que han arrojado algo de luz en un mundo sumido en el oscurantismo de la necedad, el odio, la envidia y la ignorancia.

Detalle

Advertisements

About Jorge Fernández-Alva

Historiador de Arte.
This entry was posted in Historia and tagged , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

12 Responses to Averroes

  1. He estado leyendo -y comentando en mi blog- acerca de Maimónides, otro grande de la época, cordobés también pero judío, sabio polifacético como Averroes que sufrió como este los efectos del poder almohade. Tiene, me parece, en la religión judía, una influencia parecida a la de Averroes en el Islam. Su interpretación de las Escrituras pretende compatibiliza fe y razón. Un saludo cordial

    • Fenomenal artículo!! Otro personaje que me fascina al igual que la hermosa plaza en la judería cordobesa donde se levanta su estatua. Preciosa la fotografía en el siguiente post (en este viaje no pude captarla sin turistas de por medio).
      Un saludo.

  2. Aquileana says:

    Genial reseña… Docto post sobre Averroes.
    Un abrazo, Aquileana 😀

  3. alpuymuz says:

    De momento, J F-A, mi saludo y abrazo… Ingeniaré tiempo para leerte. 🙂

  4. Mus says:

    Muy interesante. Me encantan tus artículos, se aprende mucho y entretienen. Buena semana.

  5. mariapanama says:

    La maldad no tiene limites, yo misma he estado y sigo siendo victima de una campaña difamatoria de una persona desconocida en la Web por el solo placer de hacer daño, son almas envenenadas que no pueden exudar más que odio y miseria y la historia está colmada de estas vilezas, sobre todo cuando se desea como bien indicas, hacer sombra a la Luz… excelente exponer estas figuras de culturas de tanta riqueza espiritual… bendiciones.

  6. alpuymuz says:

    Saludos, Jorge. Me ha encantado el tratamiento del tema de hoy, y me complace trasladarte el sentido con que tratas su figura, obra y tiempo; muy limpiamente, además.
    Un buen abrazo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s